viernes, 21 de agosto de 2015

Cleistocactus Winteri subs. Colademononis

Cleistocactus winteri subs. colademononis
Hildewintera colademononis



Es un cactus vigoroso que es endémico (el departamento Boliviano de Santa Cruz) donde crece a mas de 1000 metros de altitud, colgando en las escarpadas rocas que sobresalen por encima de la selva que las rodea.

Es otra de nuestras plantas favoritas, ya que es preciosa por si misma, con espinas muy largas y suaves que asemejan pelos y que debe su nombre vulgar "cola de mono" a la semejanza que tienen sus largos y peludos tallos con la cola de este animal. Algunos tallos que son cilíndricos y de color verde, superando los 2 metros de largo.







SUSTRATO:

Es una planta no demasiado exigente con respecto a la calidad del sustrato, aunque siempre recomendamos utilizar un sustrato de calidad, con buen drenaje, ya que es conveniente para un buen desarrollo y evitar carencias en la planta. En esta planta deberíamos hacer un cambio de sustrato únicamente mientras su tamaño nos lo permita, resultando complicado si no tenemos ayuda, porque sus frágiles y tiernos tallos pueden romperse fácilmente. Si la planta es joven no tendremos ningún problema en añadir sustrato al mismo tiempo que la trasplantamos a una maceta de un tamaño ligeramente superior. Se recomienda trasplantar cada 2-3 años, en función del crecimiento de nuestro ejemplar, hasta que ya la dejemos en su maceta o recipiente definitivos.



UBICACIÓN:

La situación ideal donde debemos ubicar a nuestra planta, debe tener mucha luz. No se siente incómoda con varias horas de sol al día, aunque en verano, evitaremos las horas centrales del día. El aporte extra de sol en relación a una planta que no lo recibe, favorece la maduración y crecimiento de los tallos y de las espinas (pelo) de nuestra planta y contribuje a la formación de los botones florales.


RIEGO:

Nuestro cleistocactus detesta el exceso de agua y la maceta encharcada de forma continuada. Debemos de ir con mucho cuidado con el riego y como norma general, los riegos en función de la temporada en que nos encontremos y/o ubicación de la planta y horas de sol que reciba, serán mas bien moderados y prolongados en el tiempo mientras el sustrato mantenga algo de humedad y durante la estación de crecimiento. En invierno debemos dejar de regar, porque en caso contrario corremos el peligro de que se nos pudra la planta.
Es muy importante saber apreciar cuando nuestras plantas realmente necesitan un buen aporte de agua, pero es mas fácil que nuestra planta se muera antes por exceso que por defecto de agua.






FERTILIZACIÓN:

Este es un tema importante y vamos a incidir de la misma forma que para los cactus en general, epífitos, aporocactus, cleistocactus, etc. Aunque utilicemos un sustrato de calidad, llega un momento que la planta agota todos sus nutrientes, por lo que debemos aportarle el alimento extra que necesita con una correcta fertilización, que puede ir desde un abono complejo de liberación controlada (de 3 a 6 meses), que aplicaremos al final del invierno, hasta un aporte extra de un fertilizante rico en fósforo, que favorecerá la formación, el cuajado de botones florales y asimismo una abundante y preciosa floración. Es importante seguir siempre las dosis de fertilizante recomendadas por el fabricante, para no producir ningún desajuste en el crecimiento y/o floración de la planta.


FLORACIÓN:

La floración de esta variedad es preciosa, abundante y al mismo tiempo impresionante, porque contrasta el color rojo brillante de la flor con el blanco o amarillento de las largas espinas que asemejan pelo y que con el tiempo alcanzan una gran longitud. Una vez alcanzada la madurez suelen ser muy prolíficas en cuanto a floración se refiere.







MULTIPLICACIÓN:

Esta planta se puede multiplicar por semillas o por esquejes.

- La obtención de semillas puede ocurrir de dos maneras diferentes. Por mediación de los insectos o hacerlo nosotros mismos de forma manual, cuando tenemos flores maduras, podemos coger polen de una flor con un pincel o un bastoncillo con algodón y pasarlo a otra flor, lo haremos en repetidas ocasiones y si todo ha ido bien al poco tiempo notaremos como se va formando el fruto. Cuando esté maduro sacaremos las semillas que son de color negro de 1 mm. de tamaño mas o menos y ligeramente curvadas (ver fotografía aumentada) y podremos plantar nuestro propio semillero donde veremos como en un plazo de 10 a 30 días germinarán la mayoría de las semillas. Es una tarea árdua, lenta y trabajosa para sacar nuevas plantas desde semilla, pero es un proceso bonito y satisfactorio.

- Por medio de esquejes, es la forma mas rápida y habitual de obtener nuevos ejemplares, ya que es una planta relativamente fácil de multiplicar, siguiendo un mínimo de precauciones no tendremos problemas en obtener una planta nueva.
Para ello cortaremos los esquejes al tamaño deseado y dejaremos que cicatrice el corte un mínimo de 7 días, aunque cuánto mas tiempo los dejemos sin plantar mejor, porque mas probabilidades tenemos de que no se nos pudran los esquejes.
Utilizaremos macetas de aproximadamente 9x9 cm. para cada esqueje y turba rubia.
Plantaremos el esqueje presionando ligeramente la turba hasta que quede bien sujeto. Situaremos la maceta en un lugar con mucha luz pero sin sol.
Recién plantados los esquejes NO REGAREMOS la maceta. Nos limitaremos a pulverizar ligeramente el esqueje y la superficie de la turba cada 2-3 días o en función del calor e hidratación del esqueje. Corremos peligro si abusamos del agua de que se nos pudra el esqueje por la base, por lo que de ser así deberíamos comenzar de nuevo el proceso adoptando mas precauciones.





PLAGAS Y ENFERMEDADES:

Son unas plantas fáciles de cultivar y con pocos requerimientos, aunque debemos de tener precaución con los excesos de humedad para no favorecer la aparición de hongos. Suelen ser propensas a los ácaros, siendo los mas habituales la araña y la cochinillas, sobre todo la algodonosa, pero con una buena observación de las raíces y los tallos y la utilización de los productos adecuados a los primeros síntomas mantendremos sana una de nuestras plantas favoritas.



7 comentarios:

  1. Muy buena información . Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Guillermo, muchas gracias a ti por visitarnos.

    Salud

    ResponderEliminar
  3. Cuando es la mejor época para cortar los esquejes .

    ResponderEliminar
  4. Hola Andrea, cuando preguntas cual es la mejor época para cortar los esquejes, entiendo que quieres decir cortar los esquejes para arraigarlos con posterioridad.
    Se pueden cortar y arraigar durante todo el año tomando las debidas precauciones (este tema está pendiente), pero es mucho más fácil al principio de la primavera, ya que los días son mas largos y las temperaturas comienzan a subir, lo que sumado a la inactividad de la planta durante el invierno, favorece la emisión de nuevas raíces y el perfecto arraigado de los esquejes. Muy a tener en cuenta el perfecto cicatrizado del corte y evitar los excesos de agua para evitar la pudrición de los esquejes. Al principio es importante mantener el esqueje hidratado con algunas pulverizaciones hasta la llegada del verano.

    ResponderEliminar